No están solas

 

Diciembre 19, 2023

No están solas


Las autoridades municipales, estatales y federales no están solas.


Texto por: Lorenzo J. de Rosenzweig P.

Ante los enormes retos que enfrentan en materia ambiental, económica y social, pueden sentirse acompañadas.

Nuestra sociedad, integrada por el empresariado, la academia y la sociedad civil organizada, es una gran aliada para que los tres niveles de gobierno desempeñen exitosamente su tarea como servidores públicos.

Su agilidad de actuación para encontrar soluciones, y ejercer recursos financieros, complementarios a los del gasto público, fortalece la gestión del gobierno. Aprovecha el conocimiento compartido en un sinfín de redes de aprendizaje, nacionales y globales, que acercan soluciones prácticas, adaptables a nuestro entorno tan particular, para resolver los grandes retos de la Zona Metropolitana de Monterrey (ZMM).  Tomemos el ejemplo de la contaminación atmosférica, una problemática recurrente en nuestra ciudad, que afecta a millones de ciudadanos, impactando su salud, calidad de vida, competitividad y economía.

Una publicación reciente de la organización filantrópica Global Clean Air Fund (www.cleanairfund.org), en colaboración con el programa de salud pública global de Vital Strategies (www.vitalstrategies.org), detalla seis casos de éxito en las  ciudades de Nueva York, Barranquilla, Accra, Kampala, Jakarta y Beijing, en donde la estrecha colaboración con el sector salud en la resolución de la problemática brinda resultados satisfactorios. Entre las conclusiones del reporte destacan la importancia de un efectivo monitoreo de la calidad del aire en función del perfil urbano, geográfico y económico particular de cada ciudad, la necesidad de vincular la calidad del aire a la salud de los ciudadanos y la economía, y la pertinencia de establecer mecanismos de gobernanza público-privados que transparenten las decisiones e inversiones del gobierno en la materia. Para nuestra ZMM, la propuesta ciudadana de crear una Agencia Estatal para la Calidad del Aire Autónoma es, sin duda, un paso en la dirección correcta.

El abasto de agua potable para los más de 5.4 millones de ciudadanos y la planta industrial de la ZMM es otro reto clave, que ilustra los beneficios de una estrecha colaboración entre autoridades y ciudadanos. Un reporte coordinado por el World Resources Institute en 2016, aporta lecciones valiosas de 13 estudios de caso en ciudades norteamericanas que han apostado por la protección de las cuencas hídricas adyacentes a las ciudades. Estos espacios naturales juegan un papel clave en la protección del ciclo hídrico a través de sus bosques, zonas vegetadas y corredores riparios, esenciales para la recarga de acuíferos y la condición saludable de aguas superficiales. En cada uno de estos ejemplos la agencia operadora de agua, los gobiernos municipales y estatales, las empresas y la ciudadanía conectan de manera colaborativa con las comunidades rurales, agencias estatales y federales y organizaciones conservacionistas para cerrar un ciclo financiero y ambiental en que todos ganan. A 60 km de Monterrey, en la Ciudad de Saltillo, un mecanismo parecido opera desde hace más de 20 años, y protege el abasto de agua de esa metrópoli a través de la conservación de su cuenca hídrica, en la Sierra de Zapalinamé.

La búsqueda y aplicación de mejores prácticas, para encontrar soluciones a los retos de gestión pública en otras ciudades y países del planeta es un tercer ejemplo, de cómo las autoridades se pueden acompañar en su quehacer público. Tal es el caso de la organización global Apolitical (www.apolitical.co) que ofrece a los gobiernos de cualquier nación una extensa comunidad de aprendizaje con las mejores prácticas para diferentes temas, haciendo fácil la aplicación de soluciones probadas exitosamente en otros sitios. La misión de Apolitical, y otras instancias globales similares, es ayudar a construir gobiernos del siglo 21 que satisfagan, en este mundo interconectado, las necesidades de los ciudadanos y el planeta.

Los recursos técnicos, las mejores prácticas están aquí, al alcance de todos los sectores de la sociedad. Están esperando ser aplicados, por una combinación colaborativa muy poderosa, que resulta de ese encuentro del compromiso ciudadano con la voluntad política.

Queda claro que ahora, más que nunca, nuestras autoridades no están solas.

 

Para ver el texto original, haz clic aquí.

 

Compártelo en tus redes